Cuando El Dolor Decide Por Ti II

Parte II

Enviandole  mensajes y haciendole llamadas telefónicas diarias mostrando excesivo interés hacia Bianca.  Atacando con los famosos bombardeos de amor que no es mas que exageradas muestras de afecto y/o cariño. El supuesto amigo la contactaba día y noche, hasta que una noche Bianca le dijo a este tipo que ella no podía hacer eso. No estaba lista para otra relación tan pronto.  Pero su amigo insistió y le ofreció vino a Bianca, seguido la emborrachó y se aprovechó sexualmente de ella. Al día siguiente, Bianca se sintió tan sucia, seca, avergonzada y vacía que ni siquiera podía mirar a los ojos de este amigo. Por la culpa y la vergüenza del evento de la noche anterior, aceptó casarse con este hombre al que ni siquiera amaba. Todo porque no se tomó el tiempo para lidiar con el dolor de la angustia, no recibió la ayuda profesional adecuada, ni un consejo sabio. Bianca encontró a un depredador que se aprovechó de su dolor y la hizo sentir peor de lo que estaba antes. Porque cuando no limpiamos el desorden de nuestro ser interior, el desorden nos seguirá. Lo que no limpies te perseguirá. Varios meses después Bianca seguía deprimida, ahora envuelta en el lío financiero de su “amigo al rescate”, se dio cuenta de que su amigo solo quería que una mujer como ella lo ayudara económicamente ya que en toda su vida nunca hizo buen juicio ni buenas inversiones.

Después de más de 4 meses, Bianca decidió decirle la verdad a su ahora esposo, le dijo que estaba cansada de mantener las apariencias, que nunca debió casarse con él en primer lugar, que ella no es responsable de su lío financiero. Sus muchos hijos, su gran y molesta manada de familiares y parientes, y que ambos se casaron por las razones equivocadas, por lo que el divorcio era la mejor opción. El amigo comenzó a manipularla diciéndole que no tenía un lugar donde vivir, que le daba vergüenza volver con su familia y que no tenía suficiente dinero para alquilar un lugar. Ésta y muchas otras excusas para provocar lástima y culpa en Bianca. Aunque era una mujer educada con una maestría, era difícil para ella darse cuenta que su amigo de mucho tiempo estaba jugandosela para usarla y quedarse en su casa. Bianca comenzó a hablar con una de sus tías, le contó la situación y su tía le pidió que se liberara de ese ciclo abusivo y le ofreció su ayuda en todas las formas posibles. Bianca habló con un abogado y está ahora recibiendo el asesoramiento legal adecuado para completar su divorcio.

Al igual que Bianca, talvez muchos de nosotros hemos tomado malas decisiones y hemos dejado que el dolor decida por nosotros. Pero nunca es demasiado tarde si hablamos con las personas adecuadas. Jesús dijo que si vamos a él, no nos echará fuera. Acudamos a Jesús siempre que nos encontremos en una situación que parece no tener salida.

“Sin embargo, los que el Padre me ha dado, vendrán a mí y no los rechazaré jamás”. Juan 6:37 NTV

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s