Cómo desarrollar el don de continencia si estoy soltero (a)


cómo desarrollar el don de continencia

La abstinencia sexual o celibato es el acto de prohibirse uno mismo el tener relaciones sexuales ya sea para esperar hasta el matrimonio, o simplemente porque la persona decidió que quiere estar sola y no necesita tener contacto sexual. El don de continencia es un don espiritual que se adquiere al nacer, por un llamado, o de manera voluntaria y por fe por todos aquellos hombres y mujeres que se quieren guardar puros antes del matrimonio y no quieren caer en aventuras sexuales, relaciones incorrectas, ni deshonrar el templo del Espíritu Santo el cual es su cuerpo. Otros lo practican porque no tienen deseos ni necesidad sexual. Todo don se perfecciona con la práctica.

Si quiero esperar hasta casarme o si quiero estar sin pareja, ¿Cómo puedo empezar a cultivar el don de continencia?

1- Cuidando lo que escuchamos, tanto de las canciones, videos o personas, evaluando hacia dónde nos llevará lo que estamos escuchando. Y dejando de escuchar esas cosas que nos incitan a romanticismo y cosas sexuales.

2- Siendo cautelosos en lo que hablamos y con quien hablamos, que nuestras palabras no nos hagan quedar presos ni entrar en un terreno del cual se nos hará imposible salir.

3- Prestándole atención a nuestros pensamientos. Así como piensa el hombre en su corazón así es él. Si nuestros pensamientos se dirigen constantemente a la lujuria, terminaremos en acciones de las que nos arrepentiremos y nos traerán aflicción.

4- Cuidando lo que vemos, letreros en las calles de la ciudad, anuncios, imágenes de redes sociales, videos, películas y hasta videojuegos están plagados de ilustraciones de perversidad sexual, depende de nosotros que cuidemos lo que vemos para que no nos contaminemos siendo atraídos por lo que se mueve en estos ámbitos.

5-  Desarrollando carácter y disciplinas espirituales. El carácter de desarrollo en medio de la prueba, en los momentos difíciles, se forja el dominio propio, con las experiencias y los fracasos vividos se aprende a poner límites y a proteger su corazón de no caer, pidiendo siempre la ayuda de Dios. Las disciplinas espirituales como: el ayuno, la oración, tiempos de devoción y adoración, la búsqueda de Dios y estudio de su palabra tienen que hacerse parte de nuestra dieta diaria, para que estemos fuertes a la hora de resistir la tentación.

6- Guardando nuestros cuerpos voluntariamente, entender lo valiosos que somos y que no podemos mostrar nuestra desnudez ni darle nuestras virtudes a cualquiera sino más bien esperar por la persona con  la cual nos casaremos y tendremos una relación estable y sería. Esa persona sabrá valorar y respetar nuestra posición de guardar continencia hasta el momento correcto y no nos presionará si de verdad nos ama. Si estamos conociendo a alguien, debemos cuidar de no vernos con esa persona en un lugar a solas para así evitar cruzar las líneas que ya hemos trazado y continuar guardándonos hasta que llegue la persona correcta.

“La voluntad de Dios es que sean santos, entonces aléjense de todo pecado sexual. Como resultado cada uno controlará su propio cuerpo y vivirá en santidad y honor, no en pasiones sensuales como viven los paganos, que no conocen a Dios ni sus caminos.”

‭‭1 Tesalonicenses‬ ‭4:3-5‬ ‭NTV‬‬

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s