Me rehuso a renunciar II

florece-ahi-625x400

Cada ser humano nace con un propósito, aunque haya nacido en el lugar menos favorecido de la tierra, todos tenemos la oportunidad de cambiar nuestro destino, si tomamos buenas decisiones, todos tenemos a nuestro alrededor dos cosas: limitaciones y oportunidades. Depende de nosotros si podemos aprovechar las oportunidades de perdonar al que nos hizo mal, dejar ir el rencor, estudiar, trabajar honradamente, proponernos ser mejores cada día, no para competir ni demostrarle nada a nadie, si no para superar nuestras limitaciones y nuestra propia marca. Hace muchos tiempo, decidí superarme a mi misma, porque mire a mi alrededor y no vi un solo modelo digno de imitar. Entendi que cada persona tiene la misma oportunidad, solo tiene que tomarla. O vamos por la vida a paso lento, sin metas, sin sueños, llenos de envidia o vamos con deseos de seguir adelante y mejorar, de ser un buen ejemplo y hacer la diferencia, es nuestra decision. Si andamos conduciendo un automobil con los cables de la batería flojos, en algún momento se nos apagara y no podremos seguir adelante. Si nuestra vida no esta conectada a Jesucristo de manera firme, todos somos propensos a quedar estancados y sin llegar a nuestro destino. Tenemos que hacer un alto y antes de seguir con nuestro auto defectuoso por falta de batería, es necesario que nos detengamos en el camino y conectemos nuestra vida al autor de la vida, a la única fuente de vida que es Jesucristo el hijo de Dios. Y aunque en el mundo tendremos aflicción podemos confiar porque El ha vencido al mundo, el acabo su carrera, el cumplió su propósito y si el lo hizo, nosotros también lo haremos, venceremos los obstáculos, nosotros no renunciaremos, no dejaremos a nuestros hijos huérfanos, no dejaremos nuestra misión inconclusa, no seremos cobardes ni buscaremos una salida rápida, tendremos el valor de seguir y alcanzar el propósito de Dios que es que le conozcamos a el y a su Hijo, que recibamos su amor y le amemos(obedezcamos)lo demás viene gradualmente. La verdad que todos necesitamos conocer es a Jesucristo, quien es el único que nos puede hacer libres de la angustia, de la enfermedad, del dolor, del rechazo,de la falta de propósito, del temor, del rencor, de la soledad, de la muerte misma. Cuando descubri lo mucho que Dios me amaba, decidí levantarme y hoy me rehuso a renunciar, me rehuso a dejar mi carrera de la vida sin terminar, me rehuso a abandonar el propósito de Dios por el cual sigo viva, me rehuso a morir a mis sueños y me rehuso a vivir fuera de su voluntad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s