Me engañé sola…

 

La tristeza la agobiaba, ya no sabia qué hacer. Se sentía enloquecer, nada la hacía sonreir. No quería levantarse, decía no saber por qué. Mucho le habian advertido pero ella no quiso ver que aquel hombre tenía hijos, era casado, y ahora qué?

Hasta en sueños fue advertida, que no jugara con fuego, pero ella no hacía caso, decía que no tenía miedo. Ella creía que se estaba llevando el mundo por delante, aquel hombre traía flores y parecía muy galante.

Lo que ella no sabía era que aparte de infiel, ese hombre era humillante, controlador, manipulador, celoso, orgulloso, y  hasta abusador. Ella dejo el buen Camino para tomar el peor. El hombre nunca dejó ni  a la esposa, ni  a los hijos, a la chica le mentía, hasta que un buen día ella se enteró, su corazón se quebró al descubrir lo más temido, ahora esperaba un hijo que crecería sin padre, ya se lo habia dicho su madre, que corriera del peligro, pero no quiso escucharle.

No permitas que te pase lo que le pasó a esta chica, que no quiso oir consejo, y de tristeza ahora grita.

solo-1

Si hoy puedes leer esto, todavía hay esperanza. Si crees, y confiesas a Jesucristo, le sigues y del mal te apartas su perdón y misericordia, de seguro a tí te alcanzan.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s